Dieta sin gluten – ¿Es recomendable como método para adelgazar?

La dieta sin gluten, está especialmente pensada para aquellas personas que sufren una alergia a esta proteína en concreto. A esta condición se le conoce con el nombre de enfermedad celíaca, y produce, en la persona que la padece, inflamación en el intestino delgado. Sin embargo, muchas otras personas siguen una dieta sin gluten con la creencia de que es una dieta que además ayuda a adelgazar, aunque esta medida no es la más saludable.

¿Qué es el gluten?

El gluten es una proteína que se encuentra especialmente en el trigo, el centeno, la cebada y la espelta. Cuando una persona con alergia al gluten, consume esta proteína, puede dañar el intestino delgado sufriendo algunos síntomas como por ejemplo la diarrea o el dolor abdominal.

En estos casos, las personas que sufren de alergia al gluten deben evitar su consumo, presente en el trigo, la avena, la cebada y la espelta principalmente, aunque también es posible encontrarla en otro tipo de productos derivados como el almidón, la harina, el pan o la pasta.

¿En qué consiste la dieta sin gluten?

La dieta sin gluten, consiste en evitar todos aquellos alimentos que pueden contener esta proteína. Hay que tener en cuenta que no solamente está presente en ciertos cereales, sino que otros muchos alimentos también pueden contenerlo de forma indirecta como por ejemplo los embutidos, conservas, patés, quesos, chocolate, caramelos o helados.

Alimentos permitidos

  • Fruta fresca
  • Verdura fresca
  • Carne
  • Pescado
  • Huevos
  • Legumbres
  • Marisco
  • Lácteos
  • Cereales y granos: crema de arroz, copos de arroz, arroz integral, arroz blanco, tortitas de maíz, sémola de maíz
  • Mermelada
  • Miel
  • Mantequilla
  • Salsas
  • Encurtidos
  • Azúcar

Alimentos no permitidos

  • Pan
  • Pasta
  • Derivados de la espelta, el trigo, el centeno y la cebada
  • Ciertos productos de pastelería
  • Pastas de sopa
  • Sémola de trigo
  • Productos manufacturados en cuya composición se incluya la presencia de gluten o derivados
  • Leches y alimentos malteados
  • Chocolate
  • Infusiones preparadas con cereales (malta, cerveza...)
  • Chacutería
  • Quesos
  • Conservas
  • Patés
  • Dulces y caramelos
  • Turrones
  • Café y té instantáneo

Ejemplo de menú para una dieta sin gluten

Desayuno

  • Huevos revueltos y una pieza de fruta
  • Un bol de leche con avena y frutas
  • Un yogur griego con miel y frutos secos

Almuerzo

  • Un huevo duro
  • Una manzana
  • Un yogur 

Comida

  • Albóndigas con verduras con arroz integral y dos rodajas de piña
  • Tortilla de verduras, filete de pechuga de pollo a la plancha y yogur de frutas
  • Filete de merluza con puré de patatas y una rodaja de sandía

Merienda

  • Una zanahoria cruda
  • Una tortita de arroz
  • Una pera

Cena

  • Besugo al horno con una patata asada, ensalada mixta y un melocotón
  • Revuelto de champiñones con huevos y jamón serrano y un yogur desnatado
  • Puré de verduras, filete de cinta de lomo a la plancha y una rodaja de melón

Ventajas y desventajas de la dieta sin gluten

  • Mejora los procesos digestivos: Uno de los principales problemas que presenta el gluten es la dificultad que puede llegar a presentar para ser correctamente ingerido sin que este proceso genere molestias. Si es el caso de la persona que ingiere gluten, notará una mejoría bastante importante al eliminar los productos con gluten de su dieta ya que facilitará los procesos digestivos y hará que estos sean más ligeros y menos pesados y molestos
  • Ayuda a adelgazar: Los alimentos con gluten se caracterizan por lo general por tener un elevado índice glucémico, que en exceso podría convertirse en grasa, sin embargo para que el adelgazamiento pueda producirse de forma sana es importante seguir una dieta variada de alimentos frescos y nutritivos como la verdura y la fruta, así como de los sustitutivos del gluten como el arroz integral o el maíz ya que en el caso contrario estaríamos privando a nuestro organismo de vitaminas, minerales y carbohidratos necesarios para la salud
  • Se regenera la flora intestinal: Al eliminar el gluten de nuestra dieta, conseguimos que la flora intestinal se restablezca y cumpla con su función de fortalecer el sistema inmunológico y facilitar la absorción de nutrientes necesarios para el buen funcionamiento del organismo. Podríamos decir que la flora bacteriana es indispensable para favorecer la buena salud de nuestro intestino, mejorar el proceso digestivo y disfrutar de una buena salud en general
  • El intestino absorbe mejor los nutrientes: Uno de los grandes problemas que presenta la absorción de gluten, especialmente en las personas que sufren intolerancia, es el daño que se produce en las paredes del intestino, el lugar desde donde se absorbe todos los nutrientes que ingerimos. Cuando esta zona del cuerpo se ve afectada se produce una mala filtración y por tanto un importante déficit de vitaminas y minerales necesarios para la salud. Con el fin de preservar la función del intestino y hacer que éste funcione de forma adecuada y al 100%, muchas personas optan por eliminar los alimentos con gluten de su alimentación diaria, en parte debido a que en muchas ocasiones este daño producido en el intestino puede pasar desapercibido cuando la intolerancia al gluten no se detecta o los síntomas no se relacionan con su padecimiento
  • Se refuerza el sistema inmunológico: En personas intolerantes al gluten, su ingesta actúa atacando a la flora intestinal e interfiriendo en la absorción de nutriente por parte del intestino. Se produce además de un déficit vitamínico que se traduce en un importante daño al sistema inmunológico, ya que se ve desprovisto de una de sus principales armas para eliminar toxinas y mejorar su funcionamiento: el intestino. Al dejar de tomar alimentos sin gluten, propiciamos que el intestino funcione de forma correcta. Una buena salud de nuestro sistema inmunológico es esencial para asegurar una salud óptima, por lo que resulta muy importante conocer como actúa el gluten en nuestro organismo para tomar las medidas adecuadas
  • Se eliminan toxinas: La supresión de alimentos con gluten en nuestra dieta ayuda de forma muy eficaz a limpiar el organismo y acelerar la eliminación de toxinas. Los alimentos con gluten producen una ralentización del metabolismo que provoca que las toxinas y productos de deshecho se acumulen. Por otro lado, al eliminar el gluten favorecemos que el intestino trabaje de forma más eficaz, por lo que se convierte en uno de los órganos principales en la eliminación de los residuos que el cuerpo no necesita a la vez que mejora el proceso digestivo

Desventajas

  • Las dietas que no tienen ningún tipo de gluten pueden ocasionar estreñimiento dado que se reduce en gran manera el consumo de fibra
  • Aquellas personas que no son celiacas y que sin embargo deciden suprimir el gluten de su dieta por otras cuestiones, están expuestas a una deficiencia en cuanto a vitaminas pues están restringiendo algunos alimentos como por ejemplo los carbohidratos o las proteínas
  • Dado que algunos de los cereales que se suprimen en la dieta sin gluten, tienen un efecto protector contra las enfermedades cardíacas, suprimirlos podría aumentar el riesgo de padecerlas

Recomendaciones para seguir una dieta sin gluten

  • No dejes de tomar gluten en el caso de que no seas celiaco, pues no es una opción saludable
  • Recuerda mirar muy bien el etiquetado de cualquier alimento envasado para comprobar que no tiene gluten. Existe una condición denominada "contaminación cruzada" en la que muchos alimentos, sin contener gluten, pueden haber estado en contacto con alimentos que si lo contienen. Por esta razón debes de descartar todos aquellos cuya etiqueta indique "podría contener"
  • Es importante consultar con un dietista el tipo de menú más adecuado con el fin de cubrir todas las necesidades nutricionales
  • En el caso de que consumas por error un alimento con gluten y comiences a notar síntomas como dolor abdominal o diarrea, es importante dejar lo que se esté consumiendo y en el caso de que los síntomas empeoren, consultar con un médico

Si bien la eliminación de alimentos sin gluten puede tener interesantes beneficios, es importante realizar este tipo de dietas con la supervisión de un especialista en nutrición de forma que podamos comprobar si existe algún indicio de intolerancia enmascarado, o si realmente es necesaria la supresión de estos alimentos para nuestro organismo en concreto



El hecho de no respetar la dieta sin gluten puede conllevar a problemas de salud graves a largo plazo, como por ejemplo la posibilidad de desarrollar cáncer de intestino, de modo que tanto el diagnóstico de la enfermedad como el posterior seguimiento de la misma y el cambio de hábitos alimenticios, debe de seguirse de forma estricta y controlada.

Sabías qué...

La alergia al gluten afecta, solo en Estados Unidos, a más de 3 millones de personas

¿Te ha sido de utilidad?
508 votos, promedio: 3,80 de 5508 votos, promedio: 3,80 de 5508 votos, promedio: 3,80 de 5508 votos, promedio: 3,80 de 5508 votos, promedio: 3,80 de 5
508 votos, promedio: 3,80 de 5 votados
Cargando…