Dieta recomendada para la insuficiencia renal – Consejos y propuesta de menú

La dieta recomendada para la insuficiencia renal es aquella especialmente pensada para preservar el funcionamiento de este órgano. Cuando los riñones no funcionan, la alimentación es muy importante, ya que al haber perdido nuestro órgano encargado de eliminar líquidos y sustancias de desecho, debemos ayudar a nuestro cuerpo a producir menos de estas sustancias. Los médicos, pueden enviar a estos pacientes con nutricionistas especializados, para que consuman los alimentos correctos en las cantidades correctas, así, se llevará a cabo un tratamiento integral de este paciente.

¿Qué es la insuficiencia renal?

Se le conoce con el nombre de insuficiencia renal, a la incapacidad que presentan los riñones para poder fabricar orina, o bien a la excreción de orina de baja calidad. 

Los riñones son los órganos encargados de filtrar las sustancias del organismo. Las sustancias tóxicas no son eliminadas, y a largo plazo puede tener consecuencias fatales para el paciente. 

Una dieta inapropiada puede aumentar el número de complicaciones y conducir a un deterioro progresivo y por ende a una mala calidad de vida. La dieta recomendada puede cambiar con el tiempo si la insuficiencia renal empeora.

¿En qué consiste la dieta para la insuficiencia renal?

Un paciente diagnosticado con insuficiencia renal deberá de llevar a cabo ciertos cambios en su vida diaria, y uno de ellos incluye la alimentación. El objetivo de mantener una dieta específica, es cubrir las necesidades nutricionales que el organismo necesita, sin que esto afecte de forma negativa a los riñones.

Los puntos a tomar en cuenta, para tener una buena dieta para estos pacientes son:

  • Obtener la cantidad correcta de calorías y proteínas
  • Tomar en cuenta la necesidad de incluir: sodio, fósforo, calcio, potasio,, líquidos, vitaminas y minerales
  • Conservar un peso corporal adecuado

Como se mencionó anteriormente, la dieta puede cambiar con el tiempo según cómo estén funcionando los riñones. La tasa de filtración glomerular o TFG, es la mejor manera de seguir el nivel de la función renal. Este valor se obtiene al realizar una fórmula que incluye la detección de creatinina, edad, sexo y tamaño corporal. Si la insuficiencia renal avanza, y la TFG aumenta, la cantidad de proteínas, carbohidratos y otros nutrientes de la dieta se deberán de ajustar para satisfacer el cambio de esas necesidades.

Como la dieta recomendada puede limitar las proteínas, podemos reducir una cantidad importante de calorías, y como resultado, necesitaremos obtener calorías extras de otros alimentos. Se recomienda el uso de carbohidratos más simples como: azúcar, mermeladas, gelatinas, caramelo duro, almíbar y miel.

Otras buenas fuentes de calorías provienen de las grasas como la margarina untable, aceites de canola u oliva, ya que son bajos en grasas saturadas y no tienen colesterol.

Es importante consultar con nuestro nutricionista para saber la mejor manera de obtener la cantidad correcta de calorías y mantener controlado el azúcar en sangre si se tiene diabetes.

Proteínas

Obtener la cantidad correcta de proteínas es importante para la salud general y para sentirnos bien. Ya que estas se utilizan para desarrollar músculos, reparar tejidos y combatir infecciones.

Nuestro nutricionista nos va a recomendar seguir una dieta con cantidades controladas de proteína, esto ayudará a disminuir la cantidad de residuos en sangre y a los riñones a funcionar por más tiempo.

Las proteínas provienen de dos fuentes: animales y vegetales. Estas las podemos obtener de:

  • Animales: huevo, pescado, pollo, carnes rojas, productos lácteos y queso.
  • Vegetales: verduras y cereales.

Debemos de consultar a nuestro nutricionista para que nos de las cantidades necesarias y llevar un diario de alimentos, para que el pueda observar y decirnos si estamos comiendo la cantidad correcta de proteínas.

Sodio

Con frecuencia, las enfermedades renales, la presión sanguínea alta y el sodio están relacionados, por ello, se debe limitar la cantidad de sodio en la dieta. Es necesario que aprendamos a elegir los alimentos que tienen menor contenido de sodio, aprender a leer etiquetas, etc.

El sodio es un mineral que se encuentra de manera natural en los alimentos, se encuentra en grandes cantidades en la sal de mesa y en las comidas que tienen agregados de sal de mesa como: aderezos como la salsa de soya, salsa teriyaki, la sal de ajo o de cebolla, alimentos en lata, comidas congeladas, carnes elaboradas como jamón, tocino, salchichas y salchichones, refrigerios salados, sopas enlatadas o  deshidratadas.

En este caso podemos utilizar las hierbas frescas o secas y las especias en lugar de la sal de mesa para realzar el sabor de las comidas, también podemos agregar un toque salsa picante o un poco de jugo de limón para dar sabor.

Fósforo

Los riñones pueden tener problemas para la eliminación de fósforo de la sangre, esto provoca un nivel alto de fósforo en sangre que puede producir picazón en la piel y pérdida de calcio en los huesos. Por esto, los huesos pueden debilitarse y quebrarse con facilidad.

Por ello debemos de evitar alimentos como:

  • Semillas secas como porotos, guisantes y lentejas
  • Pasta de maní
  • Bebidas como chocolate caliente, cerveza y las bebidas oscuras

Ejemplo de menú para insuficiencia renal

Desayuno

  • 1/2 vaso de leche  y una tostada de pan sin sal con aceite de oliva
  • 1 yogur y una tostada de pan sin sal con mermelada
  • 1 pieza de fruta y una tostada de pan sin sal con aceite y tortilla de un huevo

Comida

  • 90 gr de pasta salteada con aceite de oliva y 80 gr de salmón hervido
  • Puré de verduras y tortilla de 1 huevo
  • 100 gr de arroz hervido con zanahoria y cebolla y media dorada al horno

Merienda 

  • 1 manzana
  • 6 almendras crudas y un yogur
  • 3 nueces y tostada de pan sin sal con mermelada

Cena

  • Espárragos salteados y un filete de merluza a la plancha
  • 100 gr de arroz blanco rehogado con cebolla y pimiento y 100 gr de pechuga de pollo asada
  • Puré de calabacín y dos biscotes con queso descremado para untar

Recomendaciones para seguir la dieta para la insuficiencia renal

  • Los lácteos enteros o semidesnatados contienen mayor cantidad de fósforo, de modo que siempre y cuando no existan problemas de colesterol alto o de obesidad, se pueden consumir
  • Es importante reducir el consumo de carnes rojas, embutidos, pastelería y bollería industrial, así como aquellos alimentos preparados con grasas que no sean aceite de oliva
  • Es necesario evitar aquellos alimentos ricos en sodio incluyendo la sal, productos curados, marisco, encurtidos, conservas, salazones, sales de régimen y snacks
  • El consumo de hierro en etapas más avanzadas es muy necesario. Los cereales fortificados y los frijoles junto con la carne son fuentes recomendables
  • Las frutas recomendadas para pacientes con insuficiencia renal son: los duraznos, uvas, peras, manzanas, piña, ciruelas, cerezas y sandía
  • En cuanto a las verduras, las más recomendables son: el repollo, zanahorias, brócoli, coliflor, apio, pepino berenjenas, frijoles verdes, lechuga, cebolla y calabacín


Al igual que ocurre con otros tipos de dietas orientadas a controlar un problema de salud, como por ejemplo la dieta para el hígado graso o la dieta para la gastritis, es importante que siempre sean supervisadas por un profesional médico. En ningún caso se debe de saltar la dieta, pues esto podría conllevar malas consecuencias para la salud.

Sabías qué...

Los riñones producen aproximadamente 2 litros de orina por día y lo hacen actuando como un filtro natural del cuerpo humano pues se filtran alrededor de unos 200 litros de sangre para ello.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
519 votos, promedio: 3,87 de 5
Cargando…