Saltar al contenido

Dieta para la gastritis – Beneficios e ideas de menú

La dieta para las gastritis está especialmente pensada para tratar la inflamación que se produce en el revestimiento del estómago, y que provoca malestar, dolor en la parte superior del vientre, así como náuseas e incluso vómitos. La gastritis puede venir determinada por muy diversas causas, y cuando aparece se debe de restringir la dieta y seguir un régimen específico que ayude a aliviar los síntomas. ¿Cuáles son las claves para hacerla correctamente?

¿Qué es la gastritis?

La gastritis es la inflamación de la mucosa gástrica, un revestimiento formado por células que recubre el estómago y lo protege así de los jugos gástricos. Puede estar causada por muy diversas causas: el abuso del tabaco, del alcohol, de determinados medicamentos, alimentos o la más común, la infección de la bacteria H.Pylori.

Los síntomas más frecuentes que acompañan a la gastritis son el dolor de estómago principalmente junto con náuseas, vómitos, ardor, e incluso presencia de sangre al vomitar o defecar.

¿En qué consiste la dieta de la gastritis?

La dieta de la gastritis es un régimen que se realiza de una forma puntual, únicamente para tratar la dolencia estomacal, sin que su fin sea el de perder peso. Durante el tiempo que dure la gastritis, es necesario cuidar la alimentación y elegir aquellos alimentos que resulten más suaves y fáciles de digerir para evitar molestias adicionales a las que ya de por sí provoca esta molestia. Está relacionado con la dieta blanda, ya que incluye alimentos específicos que suavizan los síntomas y mejoran la condición de esta dolencia.

Alimentos permitidos

  • Fruta madura cocinada al horno o en compota
  • Verdura no flatulenta, hervida o en puré
  • Leche desnatada y queso fresco
  • Arroz cocido
  • Patata
  • Carnes blancas (pollo, pavo, jamón de york...)
  • Pescado
  • Infusiones suaves (manzanilla, hinojo, melisa, hierba luisa..)

Alimentos no permitidos

  • Lácteos ricos en grasa y quesos curados
  • Verduras que pueden causar flatulencia (coliflor, brócoli, coles de Bruselas, col...)
  • Frutas poco maduras y cítricos
  • Bollería y pastelería
  • Carnes grasas
  • Refrescos

Ejemplo de menú para la dieta de la gastritis

Desayuno

  • Un yogur natural descremado
  • Tostada de pan con jamón de york y una infusión
  • Tostada de pan con queso untable descremado y 1 vaso de yogur bebible sin grasa

Almuerzo

  • Una manzana
  • Puré de frutas
  • 1 yogur descremado con un puñado de cereales sin azúcar

Comida

  • Un plato de sopa de verduras y un filete de pechuga a la plancha y una manzana
  • Filete de merluza con verduras al vapor y un yogur natural descremado
  • Filete de pavo con patatas al horno y medio melocotón en almíbar

Merienda

  • Yogur natural con cereales e infusión
  • Una manzana asada
  • Tostada con aceite de oliva

Cena

  • Puré de zanahoria con patata y una pera en almíbar
  • Merluza a la plancha con compota de manzana
  • Arroz blanco con patatas hervidas y plátano

Consejos para hacer la dieta de la gastritis

  • Recuerda que las comidas siempre deben de ser en pequeñas dosis y raciones, no hay que comer hasta saciarse
  • Las cocciones suaves son fundamentales para garantizar la tolerabilidad de los alimentos: hervidos, cocciones al vapor, sopa, puré... deben de primar durante la dieta de la gastritis
  • No debes de tomar los alimentos ni las bebidas demasiado calientes, ya que esto podría empeorar el estado de la mucosa gástrica
  • Asegúrate de mantener una buena hidratación para suplir la pérdida de líquidos en el caso de que haya vómitos, y también para ayudar a diluir los ácidos gástricos que dañan la mucosa y producen acidez
  • Evita el café, el alcohol y el tabaco, ya que son grandes enemigos para la gastritis 
  • Nunca combines la ingesta de antibióticos con lácteos, ya que en el caso de que el origen de la gastritis sea la bacteria H. pylori, los efectos de los medicamentos se pueden ver claramente reducidos con esta combinación
  • Incluye alimentos con probióticos, pequeños microorganismos que favorecen el restablecimiento de la flora intestinal, especialmente afectada en los casos de gastritis

La dieta de la gastritis debe de suprimirse una vez que los síntomas hayan remitido, ya que a pesar de ser una dieta suave, puede producir, a largo plazo, carencias nutricionales. En un plazo que no suele superior a siete días, comenzarás a mejorar y podrás ir introduciendo mayor variedad de alimentos.


¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¿Qué te ha parecido el artículo? :-)
Cargando…