Saltar al contenido

Dieta Disociada- Reglas, pros y contras

La dieta disociada es, probablemente, una de las dietas más complejas de seguir ya que se basa en ciertas leyes relacionadas con la digestión, estableciendo diferentes categorías para los alimentos. La idea principal es combinar las distintas categorías y nutrientes de cada alimentos con el fin de no pasar hambre pero conseguir perder peso. A priori puede parecer algo complicado, sin embargo siguiendo los pasos correctos en poco tiempo entenderás su concepto y cómo hacer uso de ella para perder esos kilos de más.

¿En qué consiste la dieta disociada?

La dieta disociada se rige por las leyes digestivas en base a las cuales propone que siguiendo una distribución adecuada y eligiendo los nutrientes de forma inteligente, se puede comer cualquier alimento y además perder peso. Para ello fija algunas premisas que deben respetarse para obtener los resultados esperados como por ejemplo no mezclar proteínas con hidratos de carbono, no mezclar hidratos de carbono entre sí o no mezclar alimentos grasos. Por el contrario, está permitido mezclar las verduras con cualquier grupo de alimentos menos con la fruta.

La tabla de alimentos de la dieta disociada es necesaria para entenderla y hacerla correctamente. Además es importante conocer las reglas a la hora de combinar los alimentos.

Reglas de la dieta disociada

  • No se pueden combinar hidratos de carbono ni proteínas de carne a partir de las 19 horas
  • No se pueden ingerir lácteos tras las comidas, únicamente yogur desnatado, infusión o café
  • Se deben de acompañar las comidas con agua o una copa de vino, nunca con zumos ni bebidas que contengan gas
  • Nunca mezcles sabores a la hora de comer helado, ni añadas ningún tipo de topping (galletas, sirope de chocolate...)
  • Las bebidas alcohólicas están prohibidas
  • No hay que comer en un plato con diferentes alimentos aquellos que son incompatibles entre sí
  • Puedes utilizar especias para aderezar los platos, pero siempre con moderación
  • Se pueden mezclar las legumbres con todo tipo de comidas, salvo las frutas

Alimentos permitidos en la dieta disociada. Reglas para combinarlos

La dieta disociada es muy peculiar ya que, a diferencia de lo que ocurre con otras dietas, no hay alimentos prohibidos (a excepción de las bebidas gaseosas y el alcohol). Todos se pueden comer siempre y cuando se combinen adecuadamente. La tabla y las combinaciones de cada grupo de alimentos te ayudarán a hacerlo de forma correcta, pero deberás de tener en cuenta una serie de reglas como las que siguen:

  • No se deben mezclar hidratos de carbono y proteínas
  • Las grasas no se mezclan con proteínas
  • Los carbohidratos no deben combinarse entre sí
  • Las verduras se mezclan con todo menos con la fruta
  • Los frutos secos deben tomarse solos
  • El azúcar se sustituye por otro tipo de edulcorante

Ventajas y desventajas de la dieta disociada

Ventajas 

  • La dieta disociada cumple con una de sus principales premisas: hacer que la persona no pase hambre
  • No hay que contar calorías
  • Es una dieta muy digestiva gracias a la correcta combinación de los grupos de alimentos
  • No hay restricción de alimentos, por lo que podrás seguir disfrutando de algún que otro capricho

Desventajas

  • Si la dieta disociada no se respeta, es posible que aparezca el temido efecto rebote que hará que todo el esfuerzo no haya merecido la pena
  • No hay estudios científicos que avalen su eficacia ni su conveniencia
  • Si se prolonga durante más de una semana podrían aparecer ciertas carencias como por ejemplo déficit de glucosa, estreñimiento, así como otro tipo de consecuencias. Esto se debe a que a veces es necesario hacer algunas combinaciones de alimentos que favorecen la absorción de ciertos nutrientes como es el caso de la vitamina D con el calcio o el hierro con la vitamina C

Consejos para hacer la dieta disociada de forma correcta

  • Recuerda que debes hacer siempre cinco comidas al día: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena
  • La fruta debe consumirse en la comida o en la cena
  • Los frutos secos se comen solos, sin ningún otro tipo de alimento, en la comida o en la merienda, pero nunca junto con fruta
  • El consumo de hidratos de carbono debe ser máximo durante las primeras etapas del día y disminuyendo progresivamente a medida que te acercas a la cena
  • La cena debe ser rica en alimentos ricos en proteínas, y excluir casi por completo los hidratos de carbono, con excepción de aquellos complejos contenidos en las verduras o pequeñas cantidades de granos enteros
  • No olvides beber suficiente agua

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1 votos, promedio: 5,00 de 5
Cargando…