Saltar al contenido

Dieta astringente – Todo lo que necesitas saber

La dieta astringente es un tipo de dieta que se sigue únicamente cuando se sufre alguna dolencia de tipo digestivo, sobretodo cuando hay molestias estomacales como la gastroenteritis o diarrea. Este régimen alimenticio procura al organismo la cantidad de nutrientes necesarios para minimizar las dolencias y restaurar cuanto antes los hábitos alimenticios normales.

¿En qué consiste la dieta astringente? Fases

La dieta astringente cumple con el objetivo de ir introduciendo alimentos de forma paulatina para mejorar dolencias como la gastroenteritis o la diarrea. Consta de cuatro fases:

  • En la primera fase, cuando las molestias son muy evidentes y la persona sufre de diarrea es muy importante garantizar un correcto aporte de líquidos por vía oral. Los líquidos deben administrarse en pequeñas dosis pero a menudo, para evitar la deshidratación. Lo más adecuado en estos casos es administrar agua, agua de arroz, o agua de zanahoria
  • En la segunda fase comienza de forma paulatina la introducción de alimentos sólidos que suelen ser hidratos de carbono como el arroz cocido, la patata, la manzana asada, la patata o bien el plátano muy maduro
  • En la tercera fase se pueden introducir alimentos ricos en proteínas como el pescado blanco, la carne de ave o el jamón cocido siempre y cuando se cocinen hervidos, al vapor o a la plancha
  • En la cuarta fase comienza a restablecerse la dieta normal con la introducción del resto de alimentos comenzando por la verdura hervida, la fruta madura y poco a poco el resto de alimentos

Alimentos permitidos

  • Agua de arroz o zanahoria
  • Huevo pasado por agua, cocido o en tortilla
  • Carne de ave sin piel, cocida o a la plancha
  • Pescado blanco cocido o a la plancha
  • Manzana asada
  • Membrillo
  • Plátano muy maduro
  • Pan blanco tostado
  • Manzanilla

Alimentos no permitidos

  • Frutos secos
  • Lactosa
  • Legumbres
  • Cereales integrales
  • Alimentos grasos (fritos, guisados, empanados o estofados)
  • Embutidos
  • Dulces 
  • Especias y condimentos
  • Alimentos que puedne causar flatulencia (brócoli, repollo...)
  • Café
  • Zumo de naranja
  • Chocolate
  • Alcohol
  • Alimentos con efecto laxante: cereales integrales, ciruelas...

Ejemplo de menú astringente

COMIDAS DÍA 1 DÍA 2

DÍA 3

Desayuno Té, 2 tostadas de pan blanco y compota de manzana Té verde, 3 tostadas de pan blanco con mermelada de arándanos y un yogur natural Infusión y 3 tostadas de pan blanco con jamón york
Almuerzo Pan con dulce de membrillo Una manzana Un plátano
Comida Pechuga de pollo a la plancha con limón, una pequeña porción de arroz hervido y una manzana Pechuga de pollo a la plancha, tres patatas cocidas y un bol pequeño de arándanos Lenguado a la plancha con verduras salteadas y una manzana
Merienda Manzanilla y tostada con mermelada de fruta Té negro con galletas integrales y mermelada de manzana Compota de frutas con galletas integrales
Cena Sopa de fideos con un filete de merluza hervida y puré de zanahoria y un yogur Sopa de fideos  con verduras al vapor y una manzana Sopa de fideos con pechuga de pollo a la plancha y macedonia de frutas

Ventajas y desventajas de la dieta astringente

Ventajas

  • La principal ventaja de esta dieta es que mitiga de forma muy efectiva las dolencias propias de problemas digestivos como los espasmos estomacales o la diarrea
  • Restablece la flora intestinal al eliminar todas aquellas bacterias nocivas que han provocado el malestar

Desventajas

  • No es una dieta con una cantidad de nutrientes que pueda sustituir a una dieta normal y equilibrada, ya que tiene ciertas carencias. Por esta razón solo se recomienda en el caso de que las dolencia digestivas lo requieran

Consejos para hacer la dieta astringente

  • Recuerda que debes de comer pequeñas cantidades para que el estómago pueda comenzar a asimilar de nuevo los alimentos. Lo ideal es comer pequeñas cantidades pero con cierta frecuencia
  • Bebe abundante líquido, ya que es esto es esencial para reponer líquidos ya sea bebiendo agua o en forma de caldos sin grasa
  • Evita aquellos alimentos ricos en fibra, los que producen gases o los que estén muy calientes o muy fríos, ya que podrían irritar la mucosa del estómago
  • En ningún caso hay que hacer la dieta si no existe ningún problema digestivo, pues a ser muy astringente, especialmente en el caso de personas con tendencia al estreñimiento, puede resultar nociva

La dieta astringente es el complemento al tratamiento médico que se requiera para combatir la dolencia digestiva que la persona padezca, por lo que pasado el malestar es conveniente continuar con la dieta habitual. Recuerda que la dieta astringente no debe de convertirse en el sustituto de una dieta sana y equilibrada.


¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¿Qué te ha parecido el artículo? :-)
Cargando…