Espelta: Qué es, beneficios, propiedades y para qué sirve

La espelta es un cereal también conocido con el nombre de escanda, que ha sido considerada como el origen de todas las diferentes clases de trigo que existen en la actualidad. Últimamente ha comenzado a ganar protagonismo en el ámbito culinario debido a la multitud de propiedades que la caracterizan, y es que junto a su agradable sabor, la espelta es el complemento perfecto para una dieta sana y equilibrada.

¿Qué es la espelta?

La espelta es un cereal que también recibe el nombre de escanda, trigo verde o trigo salvaje. Cuenta con miles de años y desde la Edad Media, comenzó a hacerse conocido en numerosos países europeos hasta llegar a nuestros días.

A pesar de que, durante un tiempo, peligró su supervivencia dado que tiene un bajo rendimiento en las cosechas, lo cierto es que sus múltiples propiedades y beneficios posibilitaron que se convirtiera en un apreciado cereal que hoy día ha adquirido un protagonismo especial.

¿Cuáles son las propiedades más destacadas de la espelta?

A nivel nutricional, la espelta cuenta con muchas propiedades y es muy rica especialmente en:

  • Proteínas: contiene 8 aminoácidos esenciales, destacando la presencia de la lisina, la cual no se encuentra en ningún otro cereal y no puede ser sintetizada en el organismo por sí solo, de modo que la dieta es la única forma de obtenerlo
  • Minerales: calcio, hierro, magnesio y fósforo
  • Vitaminas: vitaminas del grupo B (cuidan la salud de la piel y del sistema nervioso), vitamina E (fortalece el sistema inmunitario y evita la degeneración muscular) y betacarotenos
  • Fibra: ideal para favorecer el funcionamiento del tracto digestivo y para provocar un efecto saciante
  • Ácido silícico: preserva la salud de articulaciones, cartílagos, cabello y uñas
  • Carbohidratos: principal fuente de energía para las personas
  • Es un cereal de muy fácil digestión con poca cantidad de gluten

Por cada 100 gramos de espelta, podrás encontrar:

  • 320 calorías
  • 15 gamos de proteínas
  • 0,4 gramos de grasas saturadas
  • 0,4 gramos de grasas mono insaturadas
  • 8,8 gramos de fibra

Principales beneficios de la espelta ¿por qué debes incluirla en tu alimentación?

Excelente fuente de energía

La espelta es una fuente de energía que puede ser de gran ayuda especialmente para aquellas personas que practican deporte. La ingesta de espelta asegura un aporte de vitaminas del grupo B, que son las encargadas de favorecer que el metabolismo transforme los nutrientes en energía. 

Es muy digestiva y ayuda a perder peso

El alto contenido en fibra dietética que caracteriza a la espelta, hace que sea un cereal especialmente fácil de digerir, sobretodo por su bajo contenido en gluten. Así, la espelta es un alimento muy adecuado para las personas que sufren de estreñimiento, sin olvidar que la fibra es excelente para reducir la hipertensión y ayudar a eliminar residuos. Es por esta razón por la que la espelta favorece la pérdida de peso.

Mejora la salud de la piel

La espelta es responsable del buen aspecto de la piel y es que diversos estudios han podido demostrar que el consumo de este cereal ayuda a reducir los brotes de acné

Previene enfermedades

La espelta, gracias a sus propiedades nutricionales, es excelente para ayudar a prevenir algunas enfermedades. La presencia de fibra ofrece protección contra el cáncer de mama y la formación de cálculos biliares.

Por otro lado, la presencia de magnesio disminuye las probabilidades de padecer diabetes tipo II

La niacina (una forma de vitamina B3) reduce el riesgo de que se formen coágulos de sangre que puedan dar lugar a enfermedades cardiovasculares y finalmente hay que destacar la presencia de riboflavina, un compuesto que mitiga los dolores de cabeza.



La harina de espelta puede presentarse de dos formas: blanca o integral. Con ella se pueden preparar recetas de pastelería, pan, pasta fresca o galletas y es una buena forma de consumir este trigo. Su excelente sabor y sus propiedades harán que se convierta en un básico de tu alimentación.

Sabías qué...

Los primeros cultivos de espelta se remontan 7000 años atrás en Irán.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
511 votos, promedio: 3,75 de 5
Cargando…