Una de las soluciones que más personas buscan a través del mundo tiene que ver con el peso corporal, especialmente bajar de peso, para aquellos que sufren de sobrepeso, obesidad, o simplemente se consideran muy gordos (aunque a veces no sea así). Aunque la técnica más eficaz para bajar de peso – que no implique pasar hambre – es hacer ejercicio constante (sobre todo ejercicios aeróbicos) acompañado de una dieta balanceada, una gran cantidad de métodos, tratamientos y hasta medicinas han surgido para tratar de contrarrestar el sobrepeso con el paso de los años.

Sin embargo, un buen número de estas técnicas han resultado ser improductivas; tardan demasiado en producir resultados – si es que producen algún resultado – y algunos hasta llegan a ser perjudiciales para la salud, en algunos casos. Por ello, contar con una técnica que produzca verdaderos y satisfactorios resultados es muy valioso.

Si tú necesitas bajar de peso rápido, y has intentado un gran número de métodos, pero no has logrado ningún resultado, te alegrará saber que sí existe una manera de reducir unos 3 kilos de peso corporal ¡en tan solo 3 días! Nos referimos a la dieta de la alcachofa.

¿En qué consiste la dieta de alcachofas de 3 días?

Primero que nada, la dieta de alcachofas no implica comer solo alcachofas por 72 horas; más bien, consiste en mezclar alcachofas entre las comidas. En vista de que lo más seguro es que no tienes la menor idea de dónde empezar, te daremos una de las formas más comunes de implementar la dieta de la alcachofa, con una lista de qué alimentos ingerir durante los tres días que dura la dieta:

Día 1

  • Desayuno: Una fruta, que – bajo ninguna circunstancia – sea bananas.
  • Comida de media mañana: Zumo de naranja natural o yogurt descremado o gelatina de sabores 0%.
  • Almuerzo: Arroz integral mezclado con alcachofas.
  • Merienda de la tarde: Una fruta.
  • Cena: Alcachofas a la plancha con queso.

Día 2

  • Desayuno: Ensalada de frutas (si contiene bananas, que no sea en mucha cantidad).
  • Comida de media mañana: Zumo de naranja natural o yogurt descremado o gelatina de sabores 0%.
  • Almuerzo: Ensalada de alcachofas y tomate junto con queso fresco 0%.
  • Merienda de la tarde: Una fruta.
  • Cena: Alcachofas con queso serrano.

Día 3

  • Desayuno: Una fruta (que no sean bananas).
  • Comida de media mañana: Zumo de naranja natural o yogurt descremado o gelatina de sabores 0%.
  • Almuerzo: Alcachofas al horno con patatas.
  • Merienda de la tarde: Una fruta.
  • Cena: Alcachofas con crema de acelga.

Así de sencillo es la dieta de la alcachofa. Eso sí, no debes consumir ningún otro tipo de alimentos además de los que están especificados.

Ventajas de la Dieta rápida con Alcachofas

Una de las mayores ventajas de la Dieta de la alcachofa es que dura pocos días no más; por ende, es más fácil de realizar que otras dietas que duran varias semanas. Otra ventaja destacable es que no implica pasar hambre o ingerir alimentos de mal gusto. Además, la dieta de la alcachofa, a diferencia de otras dietas, es muy efectiva, si se sigue el procedimiento al pie de la letra.

Las arkocápsulas: complementos ideales para bajar de peso

Además de la efectiva dieta de la alcachofa, puedes consumir arkocápsulas con extractos de nutrientes originarias de las alcachofas. De tal manera, las propiedades adelgazantes de la alcachofa se recogen en las cápsulas, para que puedas disfrutar de las maravillosas propiedades de pérdida de peso que proviene de la alcachofa, gracias a sus componentes responsables de suprimir los líquidos y grasas extra en el organismo.

Los compuestos de la alcachofa vienen con muchos otros beneficios para el cuerpo, como la optimización del funcionamiento de algunos órganos, como el hígado y los riñones. Eso sí, es muy preferible el consumo de las arkocápsulas con extractos naturales de alcachofa, ya que los artificiales no son muy recomendables.

Estas arkocápsulas se pueden conseguir en algunas tiendas naturistas, herbolarios y/o farmacias.

NOTA: Junto con el consumo de las arkocápsulas de extracto de alcachofa, debes consumir bastante agua para no descompensar el organismo; además, es necesario consumir suficientes proteínas, para prevenir el deterioro de los músculos que pueden ocasionar.

Precauciones y riesgos a tener en cuenta

La dieta de la alcachofa, tal como las otras dietas de acción rápida, sólo debe implementarse por un corto período de tiempo (en este caso, 3 días). Aunque son de gran eficacia, implementar estas dietas por un tiempo prolongado puede venir con graves consecuencias de salud, ya que carecen de muchos nutrientes esenciales. Por ello, jamás excedas los tres días que se recomiendan, y tampoco hagas este tipo de dietas muy seguido; debes esperar un tiempo para volver a hacerlos (por lo menos, un mes).

Otro punto importante que debemos destacar es que no debes inventar mucho con las comidas durante los tres días que dura. La cantidad de las comidas que ingieras deben ser moderadas. Como ya mencionamos previamente, tampoco debes consumir otros alimentos que no estén en la lista; pueden dañar por completo los resultados esperados.

Por otro lado, una vez finalizada la dieta, no debes volver a empezar con la misma dieta que tenías antes. Los resultados obtenidos no son permanentes. Puede sorprenderte lo rápido que puedes ganar peso de nuevo. Por eso, te recomendamos mantener una dieta equilibrada, baja en calorías, a partir del momento que hagas la dieta de la alcachofa. Luego que pase un mes, vuelve a hacer la dieta de la alcachofa nuevamente, o cualquier otra dieta de acción rápida similar. Siempre recuerda que la persistencia es lo que hará que logres el objetivo de lograr y mantener un peso ideal.

Cabe destacar que esta dieta funcionará mucho más efectivamente si se combina con ejercicios de intensidad considerable por, al menos, una hora a diario. Si sigues este y todos los otros consejos que te hemos dado, muy probablemente podrás perder hasta 3 kilos en 3 días.

¡Ánimo! Con determinación podrás lograr tu objetivo de bajar de peso rápidamente con la dieta de la alcachofa.