Saltar al contenido

Cómo perder peso rápida y fácilmente

Perder peso rápida y fácilmente es una de las metas de aquellas personas que sufren un problema de sobrepeso. Ya sea por cuestiones de salud o por cuestiones estéticas, perder la grasa que sobra, siempre es una buena apuesta para mejorar la calidad de vida. Para ello es importante comenzar por cambiar algunos hábitos como por ejemplo el plan de alimentación o la práctica de ejercicio diario. Esto, sumado a algunos tips, conseguirán que alcances tu objetivo.

¿Es bueno perder peso en poco tiempo?

Lo primero que debes de tener en cuenta es que la pérdida de peso, para que sea saludable y no cause ningún problema, debe de hacerse de forma gradual y siempre bajo supervisión médica, especialmente cuando se llevan a cabo dietas muy estrictas como algunas dietas hipocalóricas o aquellas que basan el régimen en la ingesta de un alimento como base: dieta de la piña, dieta de la manzana o la dieta de la sandía entre otras. Así, algunos de los efectos más perjudiciales que pueden aparecer como consecuencia de una brusca y rápida pérdida de peso pueden ser los siguientes.

Deshidratación

Uno de los efectos que se producen en algunos tipos de dietas de adelgazamiento es la pérdida de líquidos. Esto ocurre especialmente en dietas hiperproteicas o en aquellas que tienen muy pocas calorías. Cuando esto ocurre, se producen efectos nocivos en el sistema cardiovascular y sistema renal ya que la sangre tiende a espesarse al haber una fuerte pérdida de agua. Además, se puede producir sensación de fatiga constante, bajada brusca de tensión, entre otros síntomas.

Cansancio permanente

Cuando se produce una pérdida rápida y significativa de peso, el cuerpo reacciona ahorrando energía, lo cual se traduce en un estado de fatiga crónica permanente que hace que la persona se sienta sin fuerzas para afrontar cualquier tarea. Esto conlleva, además, otros trastornos como pérdida de apetito o alteraciones del sueño que acrecientan aún más el síntoma de cansancio.

Pérdida muscular y huesos más vulnerables

Otra de las consecuencias de perder peso rápidamente es la pérdida de masa muscular. Teniendo en cuenta que el músculo es principal protector de los huesos y de las articulaciones, si se produce una pérdida de éste, los huesos serán más vulnerables al deterioro o a las fracturas. 

Trastornos de alimentación

La obsesión por perder peso rápidamente, puede conllevar a que la persona entre un círculo vicioso en el que quiera perder cada vez más peso, o por el contrario comience a obsesionarse por la comida. La anorexia o la bulimia son problemas que pueden derivar en importantes problemas de salud, muchas veces como consecuencia de una falta de control en la dieta.

¿Cuál es el ritmo adecuado para perder peso de forma saludable?

La pauta más adecuada siempre será aquella que marque un profesional de la salud en función de las necesidades de la persona, de su estado y de lo que su organismo pueda asimilar. Sin embargo, y en líneas generales, una pauta saludable sería perder entre 1 y 2 kilos a la semana, con el fin de no someter al cuerpo a una restricción brusca de calorías y por tanto de nutrientes necesarios para su buen funcionamiento.

¿Cuáles son las pautas que te permitirán deshacerte, sanamente, de un exceso de peso?

Ahora que ya conoces la necesidad de llevar las dietas de adelgazamiento con control, podemos comenzar a hablar de aquellas pautas o rutinas que te ayudarán a deshacerte de esos kilos que sobran, de una forma saludable.

Nunca renuncies al desayuno

Mucha gente desconoce, y cae en el gran error, de suprimir el desayuno con la falsa idea de que de esta forma será más fácil perder peso. Nada más lejos de la realidad. Cuando no se consume el desayuno, el cuerpo tiende a almacenar una mayor cantidad de grasa a modo de reserva. Por el contrario, al desayunar lo que se produce es una activación temprana del metabolismo que comenzará a quemar grasa más rápidamente. Además, existen muchas opciones de desayunos saludables para adelgazar y ganar energía, que te serán de lo más apetecibles.

No elimines de forma radical las calorías

Del mismo modo que ocurre cuando se suprime el desayuno, al privar al cuerpo de calorías, éste tenderá a acumular mayor cantidad de grasa. Lo ideal es elegir aquellos alimentos que sean sanos pero a que a la vez aporten nutrientes saludables en lugar de grasas. De este modo, el organismo equilibrará mejor la quema de aquellas calorías sobrantes aprovechando todas las vitaminas y minerales necesarios para mantenerse saludable.

Introduce el ejercicio de forma diaria

El ejercicio debe de formar parte de la rutina diaria, pues es el complemento perfecto a cualquier dieta de adelgazamiento. Basta con elegir un tipo de ejercicio acorde a nuestras posibilidades: andar rápido, montar en bicicleta, nadar, correr... son excelentes opciones para mantenerse en forma y mejorar los resultados de la dieta.

Cuida la alimentación 

Cuando comiences una dieta de adelgazamiento tendrás unas pautas específicas que te ayudarán a perder peso durante un tiempo determinado. Sin embargo, cuando el plan de adelgazamiento finalice, será necesario mantener unos hábitos de alimentación saludables

En este sentido, por un lado es importante aumentar la ingesta de alimentos ricos en proteínas, pues éstas tienen la capacidad de hacernos sentir saciados, necesitaremos consumir alimentos en un tiempo mayor, y durante éste, el metabolismo seguirá quemando grasas.

Por otro lado, las grasas trans y azúcares deben de ser eliminados de la dieta, pues inciden de forma muy negativa en la función del organismo de quemar grasas, además de aumentar la acumulación de grasas malas para la salud, la subida en los niveles de colesterol malo para la salud, así como la resistencia a la insulina.


Las dietas son saludables, siempre y cuando estén controladas y perfectamente medidas para que el organismo no sufra más de lo necesario. Sin embargo, cambiando algunos hábitos y mejorando el estilo de vida, es posible conseguir resultados a medio y largo plazo, que no comprometerán tu salud. De este modo conseguirás disfrutar de la comida a la vez que te cuidas por dentro y por fuera.

Sabías qué...

La edad, influye mucho a la hora de perder peso. Una persona adulta, necesitará mucho más tiempo para quemar la misma grasa y adelgazar los mismos kilos que un adolescente.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¿Qué te ha parecido el artículo? :-)
Cargando…